Sáb. Oct 1st, 2022

Las cámaras frigoríficas son utilizadas en diferentes tipos de industrias. La más común es la de conservación de alimentos como carnes, pescado y verduras, ya que permiten conservar el olor, sabor, textura, color y temperatura. También son muy usadas en la conservación de flores y en la industria de laboratorios y farmacología. Si estás buscado una venta de cámara frigorífica de congelación es importante que te asegures de conocer cómo funciona para garantizar al máximo su rendimiento.

¿Cómo funciona una cámara frigorífica?

Las cámaras frigoríficas utilizan un ciclo que realizan por medio de un intercambiador de placas, para mantener los alimentos o productos almacenados en ellas en óptimas condiciones; logrando la temperatura ideal para ello, y el ciclo se repite de forma constante. Básicamente este equipo de refrigeración absorbe la energía o el calor generado por los elementos dentro de ella y la transforma en la temperatura ideal para su conservación.

¿Qué se debe considerar para el buen funcionamiento?

Para lograr un funcionamiento óptimo las cámaras frigoríficas deben tener controles para medir la presión, la humedad y la temperatura. Pero además de eso se pueden hacer pequeños ajustes para garantizar el funcionamiento; entre estos tenemos:

  • Espacio suficiente entre los elementos que se almacenen, de esta forma el aire podrá circular entre estos; por lo tanto, se deben evitar las aglomeraciones de alimentos, insumos, etc.
  • Los compartimentos se deben acondicionar, muy en especial los suelos; de esta forma se evita la congelación del mismo.
  • Mantener la puerta cerrada es otro punto cave para lograr el buen funcionamiento. Dependiendo del tipo de puerta que tenga la cámara debe cerrar de forma hermética y mantener la temperatura de forma constante.
  • La cámara debe contener una barrera anti vapor, de esta forma se evitan problemas de condensación y conductividad térmica.
  • La barrera aislante del suelo debe ser, en lo posible, de hormigón o panel; de esta forma se logra un mejor aislamiento térmico.
  • Limpiar y desinfectar con regularidad y de forma profunda las cámaras frigoríficas es clave para su funcionamiento.
  • Evitar mezclar diferentes tipos de productos; por ejemplo, guardar carnes, verduras y lácteos en un mismo contenedor. Lo ideal es que cada producto se almacene de forma separada.
Te puede interesar  Positivar negativos sin escáner

Si sigues estas indicaciones podrás aprovechar al máximo la vida útil de tu cámara frigorífica y conseguir productos frescos por más tiempo, lo que ayudará a las ventas de la empresa y favorecerá la compra de una cámara frigorífica.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.